La historia de los invasiones y el distrito Los Olivos

Una parte clave de la historia de los migrantes y el desarrollo de la ciudad de Lima es el tema de las invasiones y la creación pueblos jóvenes.  Considerando en los últimos setenta años el tamaño de Lima se ha multiplicado varias veces, tenía que haber una manera para todos las migrantes consiguieron un lugar donde vivir.  Como la infraestructura y organización no era preparada para la entrada de migrantes y el número de migrantes era tanto, la creación de nuevos barrios en Lima ocurrió en una manera muy rápida, improvisada, y fuera de las normas de la ley.  Por estas razones surgió la idea de la invasión como la manera normal para establecer un barrio nuevo (o “pueblo joven”).  Por las invasiones, el desarrollo de Lima ha sido horizontal en vez de vertical, con la construcción de nuevos barrios en las periferias de la ciudad en vez de la construcción de edificios altos en la parte central de la ciudad (Golte, Adams 1987).   La metodología de una invasión no es único al caso de Lima – se ha practicado en muchas otras ciudades grandes en América Latina que similarmente han crecido mucho en cortos periodos de tiempo, normalmente por la llegada de campesinos a la ciudad.

Una invasión ocurre en la siguiente manera.  Un grupo de personas que ya se conocen, sea por ser paisanos de la sierra, por su trabajo, o por otras conexiones así, planean, normalmente por unos meses, donde y cuando van a invadir un terreno para usarlo para si mismo.  Normalmente el terreno que escogen se ubica en las partes alrededor del centro de la ciudad.  En el caso de Lima, las invasiones ocurrieron en el Cono Norte y el Cono Sur de la ciudad.  Después de haberse organizado, los invasores escogen un día, normalmente un día oportuno en términos políticos, por ejemplo el día cuando un nuevo gobierna asume el poder.  En este momento los invasores construyen rápidamente edificios improvisados para físicamente tomar el terreno.  Y entonces empieza la lucha para la legalización del barrio por el gobierno y para conseguir servicios básicos como agua potable y luz (Golte, Adams 1987).  A través de los años, diferentes organizaciones gubernamentales han sido encargados de reconocer oficialmente estos pueblos jóvenes, como la Corporación Nacional de la Vivienda, la Oficina Nacional de Desarrollo de Pueblos Jóvenes, y el Sistema Nacional de Apoyo a la Movilización Social, entre otros (Meneses – 1998).

De allí, los terrenos invadidos se van transformando en barrios verdaderos, con toda la infraestructura de la ciudad, aunque este proceso desarrolla durante muchos años.  En Lima hoy, hay ejemplos de estos pueblos jóvenes en todos niveles de su desarrollo – del distrito de San Martín de Porres, uno de los primeros terrenos invadidos, que hoy es como cualquier otra parte de Lima, a los barrios en los cerros de Lima que todavía faltan necesidades básicas como calles de piedra, agua y luz.

El distrito de Los Olivos, donde viven Margarita y Severo, también es el producto de una invasión, aunque ellos no participaron, como llegaron a vivir allí después de la invasión.  Según su página de internet, Los Olivos inicialmente era parte del distrito de San Martín de Porres, pero en 1977 algunos de los urbanizaciones dentro de este distrito se organizaron y formaron un comité para formar su propio distrito.  Doce años después en 1989, durante el primer gobierno de Alan García, Los Olivos fue creado por la ley 25017 del Congreso de la República.

La ubicación de Los Olivos dentro de Lima

Severo y Margarita han vivido en Los Olivos por más o menos quince años, y durante estos años han visto muchos cambios en su distrito.  Severo recuerda que, cuando llegó, Los Olivos “era una chacra” sin pistas y parques, con calles de tierra, no más.  Aunque la pareja no vio la invasión pasar, todavía vio el proceso de desarrollo de su distrito.  Severo dice que Los Olivos “ha ido avanzando, los organizaciones y todo, ha cambiado bastante.  No había nada acá…formaban sus grupos de dirigentes y entonces ellos trabajaron para sus plazas, sus parques, et cetra”.

A ver Los Olivos actualmente, es difícil imaginar que hace quince años había calles de tierra.  Hoy en día el distrito es lleno de casas, restaurantes, tiendas y buses con canchas de fútbol y parques para la relajación.  Hay numerosos centros comerciales gigantes, con cines y juegos mecánicos y todos tipos de tiendas imaginables.  Parece que el gobierno distrital se ocupa mucho con el desarrollo de Los Olivos – por ejemplo, pintado en las torres de teléfonos celulares, dice “Habla bien de Los Olivos!” y el dicho oficial en su página de internet dice “Los Olivos – Desarrollo y Progreso”.  Es obvio que el gobierno, mucho como los habitantes, quiere avanzarse en todas maneras, y parece que ha tenido bastante éxito en desarrollarse de un terreno de invasión a un distrito bien organizado.

La calle donde viven Margarita y Severo en Los Olivos

La vista de Los Olivos del techo de su casa

La MegaPlaza, un ejemplo de uno de los centros comerciales que quedan en Los Olivos

El escudo oficial de Los Olivos

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s


%d bloggers like this: